miércoles, 26 de marzo de 2008

Parada obligada

Ayer hice mi último entrenamiento por tierras asturianas. Pese a la lluvia, estando en Oviedo, decidí subir corriendo al Naranco, monte emblemático de la ciudad. Lo que es el Naranco en sí, son 6 km de subida, con los 3 ultimos km especialmente duros. Es la típica llegada en alto de las etapas ciclistas que finalizan en la capital del Principado.
Tras calentar unos minutos, afrontaba la base del monte, tal y como se ve en la foto:
El día poco a poco fue empeorando y a media subida la lluvia ya era constante y a ratos fuerte. No obstante, eso no hizo que dejara de disfrutar de correr, incluso me parecía mucho más cómoda la subida a pie que en bici.
Una vez que "coroné arriba", hice una foto de Oviedo, aunque el día hizo que se vea todo un poco mal.
Y el perfil de la jornada:

En total 1h 20min a 134 de pulso medio y 164 max.

La nota negativa de la jornada, la puso un dolor que me ha salido en el aductor de la pierna izquierda, que me recuerda a la lesión que me mantuvo parado toda la temporada duatlética pasada. El lunes comenzaron las molestias, corriendo por Gijón y ayer se confirmaron los peores pronósticos. Hoy me he tomado el día de descanso y voy a dejar la carrera a pie de lado al menos lo que queda de semana. De momento defino el dolor como molestia, pero más vale asegurar, descansar, poner hielo y recuperar.
En lo que va de año, llevo cero sesiones de gimnasio, así que tengo que ponerme las pilas y hacer algo de trabajo para compensar, que no va a ser todo nadar, bici y correr...

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal