miércoles, 28 de abril de 2010

XV Triatló del Prat

El próximo domingo se inaugurará la temporada de pruebas cortas de triatlón en Catalunya, con el Triatlón del Prat, que ya va por su edición número 15.
En las dos ediciones anteriores estuve presente, disfrutando de una prueba organizada por el propio club Prat-Triatló, que mima cada uno de los detalles y en la que colaboran la gran mayoría de sus triatletas. A las 09.30 am se dará la primera de las salidas, desde la playa del Prat, a este triatlón sprint que ya cuenta con 465 inscritos.
Como obsequio, si el año pasado todo el mundo quedó encantado con el maillot sin mangas que se regaló, este año se dará un gorro de silicona del Prat-Triatló y unas gafas de natación. Otro detalle más de una prueba con el precio de inscripción más bajo de Cataluña (20€). Sin olvidar el avituallamiento post-meta, que es de los mejores.
El cartel de la edición de este año, con los gladiadores Jordi Vázquez, Richard Calle y yo sin saberlo, que aparezco nadando:
Al igual que el año pasado, la prueba coincide con el clasificatorio de Porto Colom, en Mallorca. Este año no haré doblete, corriendo el sábado en Mallorca y el domingo en Barcelona, como hice en el 2009. Así pues, el próximo sábado estaré en Porto Colom buscando una plaza para el cto. de España de triatlón de distancia olímpica, en categoría élite y el domingo serán otros los que tomen la salida en el Prat, aunque me habría gustado no perderme la prueba.

martes, 27 de abril de 2010

VII Triatlón Internacional B de Banyoles

Pasadas las 08.45am se dio la salida del VII Triatlón Internacional B de Banyoles (2,2km-80km-20km), que fue además campeonato de Cataluña de traitlón de larga distancia.
La temperatura del agua hizo que el segmento de nado se viera reducido a 1.500m, aunque una vez dentro del agua, prácticamente todos los competidores coincidimos en que no resultaba especialmente fría. Esto hizo que las diferencias en la natación fueran menores, puesto que se quitaron 700m de natación, pero no se puede reprochar nada, puesto que por seguridad, la temperatura del agua medida, obligó a este recorte.
Salida de la prueba:
El segmento de nado fue rápido y nadé bastante bien. Salí del agua en el puesto 14º, en 19min56s, a menos de 2min de la cabeza de carrera.
Salida del agua:
Comencé la bici fuerte, aunque tuve un problema con la lengüeta de la bota, que tuve que volver a colocar, perdiendo alguna de las posiciones que había ganado en la transición.
Me encontraba con fuerzas. En el km5 ya había pasado a Marc Trías, que me había sacado 49seg en el agua y antes del km10 a Bernat Moragas, que me había sacado 1'40'' en el agua.
Rodaba ya en el puesto 8º, cuando fui alcanzado por un grupo de unos 8 que venían juntos. Uno de los que iba a cola de este grupo, algo descolgado del pelotón, pero al que ya había superado km antes, me dijo "seremos pobres, pero al menos honrados", refiriéndose a cómo nosotros dos no seguimos al resto. Me volví a alejar de él y tuve al grupo durante varios km a unos 50m por delante, con una moto de la organización al lado.
Al comienzo del puerto ya no veía al grupo y antes de la subida me pasaron dos triatletas, a los que dejé distancia. Subí bastante bien, sin abusar de desarrollo y finalicé la primera vuelta a 36,2km/h de media, por debajo de 1h, aunque unos segundos más lento que mi parcial del año pasado. Con un parcial de bici por debajo de 2h, poca gente es capaz de correr luego en menos de 1h12min, con lo que no debía de preocuparme de la gente que me adelantara, ya que se bajarían tostaditos y yo confiaba en poder correr en menos de ese tiempo.
Al paso de la primera vuelta de bici:
Comencé la segunda vuelta con fuerzas y al girar la cabeza en la primera subida veo que por detrás, de repente aparece un grupo enorme. Realizo toda la subida y en la bajada me alcanzan unos 10 competidores. Hasta ese momento había hecho balance y pensé que aunque por delante fueran juntos, podría soportarlo, pero esperaba que fueran pocos los que me alcanzaran en la segunda vuelta. Tuve al grupo por delante bastante tiempo, que llegaban a formar filas de hasta 3-4 corredores. Por detrás no venía nadie de lejos. Seguí a un ritmo similar al que puedo llevar en un entrenamiento, porque ya no estaba dispuesto a ir a tope y luego bajarme a correr para recortar la distancia. Antes de coronar me adelantó otro competidor y me bajé de la bici en el puesto 25º.
Hice la bici en 2h 0min, a 35,47km/h de media y 67,15km/h de máxima (Me salieron 71,49km). El año pasado había hecho 1h58min, a 36,41 de media. Incluyendo transiciones, mi tiempo fue de 2h 3min, parcial 57º. Mi mismo parcial que el año pasado fue el 10º, este año habría sido el 27º. Muchos de los que tenía por delante, no sólo me habían ganado tiempo en la bici al ir en grupo, sino que además se bajaban más frescos, con lo que tras barajar muchas posibilidades, decidí salir a correr sin forzar en exceso.
Llegando a Banyoles, finalizado el segmento de bici:
En la primera vuelta salí a un ritmo que me permitiera hacer 1h15min, algo que veía asequible y que suponía correr a 25min la vuelta. No era ambicioso y supondría ser adelantado por los que vinieran por detrás muy fuerte y superar a los que por delante fueran muy justos, pero nada más. Con eso al menos podría entrenar la semana siguiente sin secuelas, ya que Banyoles se había convertido en un entreno en el que no quería forzar de más. No quería ni una herida, ni cargarme las piernas, ni un problema de estómago.
Al salir de boxes a correr, cogí un gel por si lo quería tomar, pero ya que no iba a darlo todo, lo guardé en el mono y no comí más que un plátano en toda la prueba, durante la bici, en la que también llevé coca-cola.
En la primera vuelta pasé a varios, llegando a ocupar el puesto 17º, sin la sensación de ir demasiado rápido. Hice la primera vuelta en 24'28'', pero ya finalizándola iba pensando que ni siquiera quería correr a ese ritmo, así que aflojé un poco más.
Al paso de la primera vuelta:
En la segunda vuelta, ya con un ritmo más tranquilo, empecé a notar problemas de estómago. Decidí aflojar un poco más, aunque no pensé que fuera a molestarme demasiado. Comencé a correr más suave y me volvió a adelantar gente a la que había pasado en la primera vuelta, además de alguno que había llegado por detrás, pero me daba igual, iba a un ritmo nada competitivo. Hice la segunda vuelta en 26'39''. Tenía ya ganas de que acabara la prueba.
En la segunda vuelta, con triatletas doblados:
Al comienzo de la tercera vuelta, ya notaba que el estómago no iba bien y dudé en parar para ir al baño al pasar por el club de natación, pero pesé que por 25min corriendo tranquilamente no pasaría nada, así que reduje aun más el ritmo.
Reducir la intensidad implicó aumentar el tiempo de carrera y no sé si el calor o qué, influyó demasiado en esa última vuelta, que tenía pensado completar sin pena ni gloria y que acabó siendo un tormento.
A la mitad de la tercera vuelta, cuando seguía entre los 25 primeros, tras aguantar varias veces el dolor de estómago, tuve que caminar unos metros para que se me quitara el dolor. De piernas y ritmo no tenía ningún problema, pero el estómago me mataba. Me empezó a pasar mucha gente. Tras un rato de caminar, volví a correr, pero al poco rato tuve que volver a caminar. Caminar se me hacía excesivamente lento y quería llegar a meta de una vez, así que me puse a un trote lentísimo, similar al de los triatletas que más cansados iban. Pero no lo podía mantener mucho tiempo.
Cuando llevaba 1h10min, me puse a caminar y ya no corrí más. Cada poco notaba fuertes dolores y me encontraba fatal. Pensé en parar e improvisar un baño, pero creía que caminando podría aguantar hasta cruzar la meta. Esos 1-2km se me hicieron eternos. Me adelantó mucha gente, la cual me animaba a seguir y muchos me preguntaban por mi estado. He de darles las gracias a todos por el interés, aunque no me encontraba nada bien. Alguno me dio un pequeño golpe para animarme, que para mí era como un puñetazo en el estómago. Mientras más cerca estaba de la meta, más pensaba que para lo que quedaba, ya no me tendría que parar y ni siquiera pude correr en los metros finales.
Hice la última vuelta en 42'16'' (el año pasado había dado dos vueltas en ese tiempo) y ocupé el puesto 112º en meta, con un tiempo final de 3h 56min 1s. Mi parcial de carrera fue el 271º, realizándola en 1h33min19s.
Cruzada la línea de meta:
Cruzada la meta seguí directamente al baño, donde estuve hasta que me recuperé un poco. Regresé a la zona de post-meta y no me encontraba bien. Compañeros del equipo me dieron las cosas y de camino a la ducha acabé vomitando cerca de la llegada. Vomitar me alivió algo, pero volví a quedarme en el baño del polideportivo hasta ser capaz de caminar sin mareos. En todo este proceso estuve más de 1h pasándolo fatal y no conduje el coche a la vuelta. Al llegar a casa, sin ducharme fui directamente para la cama, hasta las 18, directo para la ducha y a recoger todo lo que tenía en el coche.
Este final empaña un poco las buenas sensaciones que tuve durante toda la prueba, donde constaté que me encuentro en buena forma, sin embargo, mucho antes de pasar todo el calvario de la última vuelta, ante al tema del drafting, ya había abandonado, para evitar lo que luego casualmente pasó, acabar destrozado.

Como nota he de decir que no es mi intención hacer daño al triatlón, ni meterme con nadie. Ayer se superaron las 1.000 visitas en mi blog y se han disparado los comentarios. Simplemente he expresado mi opinión de una prueba y de mi experiencia en las pruebas de ese tipo que he corrido. No quiero encabezar ningún tipo de campaña, ya que no he corrido ni 10 pruebas de larga en toda mi vida (aunque sí muchas sin drafing en otros tiempos) y no me considero nadie en el mundo de la larga distancia, el cual sigo respetando y sigo admirando a la gente que participa en estas pruebas.
Mi opinión personal es que no participaré en las pruebas de LD, ni enfocando los entrenamientos, ni buscando mi mejor rendimiento en ellas, porque no se tienen las garantías de poder competir de un modo limpio. Hay pruebas con más garantías y otras con menos, aunque nunca es seguro al 100%. Ante esa incertidumbre, pues no quiero depositar mis esperanzas en esas carreras.
Participaré en aquellas, que por un motivo u otro me apetezcan y seré consciente de que el drafting será una incógnita más de la prueba, con lo que si la prueba queda empañada por el drafting, no sentiré que no ha merecido la pena todo el esfuerzo realizado, ya que ya contaba con ello y estoy ahí porque me apetece hacer tal recorrido, o completar tal distancia.

domingo, 25 de abril de 2010

Anticrónica del B de Banyoles 2010

Por el momento no voy a publicar la crónica del triatlón B de Banyoles 2010. El principal motivo es que no me encuentro físicamente bien, porque acabé caminando con problemas de estómago la prueba y he estado durmiendo hasta las 18.00, intentando recuperarme. Ahora ya estoy un poco mejor, pero he tenido varias cosas que hacer hoy en casa, a las cuales di prioridad, antes de a la crónica.

Pero no querría callar lo que he vivido hoy en el B de Banyoles, deportivamente hablando. Personalmente ha sido la gota que colmó el vaso y ver cómo los “triatletas” realizaban el segmento de bici en pelotones, sin que nadie lograra evitarlo (es posible que alguien lo haya intentado), ha hecho que definitivamente decida dejar las pruebas sin drafting y dedicarme únicamente a las pruebas con drafting, en las que independientemente de que mi resultado sea mejor, o peor, al menos las sigo considerando competiciones.

Tampoco voy a dar los nombres de los integrantes de los pelotones. Sólo diré que finalicé el segmento de bici en la posición 25º y por delante se bajaron dos pelotones de al menos 8 y 9 personas respectivamente. Mi parcial de bici en competición fue bueno, ligeramente superior al que hice el año pasado en el mismo circuito, sin embargo es el parcial 57º. No digo que muchos de los que hicieron mejor parcial que yo, hoy no tuvieran mejores piernas y muchos mayor nivel. Me da igual quedar el 8º, que el 80º y así lo he demostrado durante los más de 10 años que llevo haciendo triatlón. Pero a mi me encanta competir y me gusta que las competiciones reflejen lo más objetivamente posible el nivel de los competidores. Y pese a que sólo llevo 2 temporadas compitiendo en pruebas de larga distancia, he visto que al menos, en las posiciones en las que me muevo, la falta de control y el poco fair-play de los competidores, hacen que se desvirtúen totalmente los resultados en muchas de ellas. Para mí, eso no es una competición.

En una competición uno decide si tomar más riesgos o si exigirse más, en función de la prueba. Me gusta el triatlón, me gusta la larga distancia y me gusta el segmento de bici especialmente (el teórico segmento de bici), pero la realidad dista mucho de la teoría.

La densidad de competidores entre los 30 primeros hoy era baja, no es el caso del Half Challenge del año pasado dónde se podría decir que no había espacio para ponerlos a todos a 7m. Yo dejé unos 20m a cada competidor que me adelantó. No era un problema, no suponía perder nada y dejaba claro que la lucha era de uno mismo, pero para ver mi resultado luego respecto al resto.

Cuando me superó el primer pelotón, he de decir que muchos de sus integrantes me han decepcionado. De alguno tenía imágenes de él tirando de grupos inmensos en distancias cortas, que no le daban un relevo y pese a todo no se abandonaban. Incluso les admiraba en larga distancia. Pero hoy les he visto en una prueba sin drafting, metidos en un pelotón, cuando no había nadie por delante en muchos metros y nadie por detrás. Nada lo justificaba. Indignante. Además, muchos de ellos seguramente habrían hecho mejor parcial que yo en bici, todos tenían nombre y resultados que les avalaban. Me habría gustado bajarme de la bici momentos antes de ser cazado y aplaudirles cínicamente.

El segundo pelotón ya si que fue el colmo. 9 o 10 competidores de golpe, cuando llevaba 15km sin ver a nadie. Me habría gustado tener una cámara de video. En subida costó que se alejaran, pero en las bajadas desaparecían. Enhorabuena para todos ellos por su excelente parcial de bici. A ver si tienen suerte y se vuelven a juntar en el triatlón de distancia olímpica y pueden volver a realizar la misma bici, aprovechando que se conocen.

Y pese a todo, mi reloj marcaba que yo iba bien. Pese a que en la segunda vuelta pensé más en bajarme de la bici al llegar a boxes, que en competir, mi tiempo fue 1’30’’ peor que el año pasado. Pero iba bien para ser una competición sin drafting, no para intentar cazar a al menos 18 tramposos (sólo puedo hablar por esos 18, que son los que yo he visto). Yo ya no estaba compitiendo. El esfuerzo de exprimirme en los 20km de carrera a pie, no me compensaban, porque no tenía nada que demostrar a nadie, ni nada que demostrarme a mí, así que me bajé a correr cómodo, pero yo no estaba compitiendo, porque en esa prueba no tenía competidores. Di la primera vuelta en 24’28’’, sin forzar demasiado, la segunda en 26’39’’, donde me empezaron los problemas de estómago y la tercera en 42’16’’, donde parecía que la carrera me quiso dar el último apunte, por si acaso lo había pasado por alto.

Y es que si cada vez que me duele algo me paro, no acabaría ninguna competición, porque uno siempre fuerza de más, pero ese extra me compensa de algún modo al cruzar la meta. Cuando no te compensa lo que haces, nada te hace seguir. Es posible que si hubiera corrido a tope hoy, hubiese padecido los mismos problemas antes y la verdad es que acabé con una fuerte diarrea y vomitando, tras la carrera. Pero eso es totalmente atribuible a la competición, me ha pasado más veces y nada que objetar, pero entrenando nunca me ha pasado, porque entrenando fuerzo, pero disfrutando. Hoy tampoco era un entrenamiento. Hoy era un adiós anunciado en la bici, que se celebró por la puerta de atrás, por otras circunstancias.

Yo me bajo del barco. ¿Por culpa de unos pocos? No lo creo. Sé que hay gente que respeta lo que significan estas pruebas y ese concepto fue el que me unió a la larga distancia. Pero hoy por hoy, no quiero quedar destrozado después de estar 4h al límite. No es un problema de masificación de competidores, ya que hay muchas cosas que se pueden evitar:
- Organizadores que no ponen los medios suficientes para el control del drafting. Hoy en Banyoles he visto 2 motos con jueces. Una en la primera vuelta (cuando me pasó el grupo de 8), otra en la segunda (cuando ya estaba acabando, con el grupo de 10 ya ni a la vista por delante). Decían 600 inscritos.
- Jueces que no logran impedir que se creen grupos y que son incapaces de deshacerlos una vez formados. La primera moto fue con el grupo de 8, el cual me adelantó. Siguió con ellos hasta que los perdí de vista. El grupo en ningún momento se deshizo.
- Triatletas que no respetan la distancia respecto a otro competidor. Sólo puedo hablar de lo que vi, pero también he escuchado que por detrás, al haber más competidores, el drafting fue aun mayor.

Sé que es difícil eliminar el drafting. Es como los penaltis del futbol. A veces pitan y no es y a veces es penalti y no pitan, pero esas decisiones polémicas no marcan el resultado de una temporada, te pueden fastidiar algún partido, pero lo que cuenta es hacer goles todo el año. En el triatlón de larga distancia, actualmente pasa que los partidos se deciden en las jugadas dudosas y el resto del partido es anecdótico. Puedes un día tratar de remontar una decisión arbitral errónea, o dos, o tres… pero cuando lo raro es que el partido sea justo, ¿a quién le compensa entrenar tantas horas, realizar tantos viajes, esforzarse tanto en carreras, pasar tres días lleno de dolores, con problemas de estómago, quemaduras solares…?
Sería más justo si el drafting estuviera permitido. Al menos las reglas serían igual para todos. Perdería esencia y belleza, yo no lo deseo.

No sé si volveré a correr alguna prueba de larga. Es posible que no me despida para siempre, pero no me dedicaré a algo en lo que no pueda competir donde quiera y cuando quiera, porque me preocupe más el modo de competir de los demás, que el nivel que tenga yo mismo.

jueves, 22 de abril de 2010

Previa del B de Banyoles y del Triatlón de Elche

Este fin de semana hay dos grandes clásicos dentro de triatlón de larga distancia nacional. Por un lado se celebrará el VI Triatlón de Elche, y en Cataluña tendremos el VII Triatlón Internacional B de Banyoles.
Elche será uno de esos triatlones en los que habrá que estar muy atento a la clasificación final, porque el cartel de salida impresiona. Clemente Alonso, Elguezabal, Álvaro Velázquez, Hektor Llanos, Xavi Llobet, Nico Ward, Ivan Tejero... Será muy difícil meterse en el Top-10 de la prueba. Además en Elche podremos ver por primera vez esta temporada, en una prueba de larga distancia, al gladiador Dani F. Ledesma, que tras lograr el bronce en el cto. de España de la temporada pasada y ser internacional absoluto, vuelve a Elche.
Otros que estarán en Elche y pueden dar mucho que hablar son Sergio de Torres, Fermín Barres, Villaescusa, Campillo, Cuenllas, Platero, Iban Rodríguez, Bermejo, Dani Muñiz... Lo dicho, gran nivel y veremos cómo responde la gente.
Y en Banyoles tendremos todo un referente del triatlón en Cataluña. Cuenta con una edición más que Elche y será campeonato de Cataluña de larga distancia, con lo que la gente ira con muchas ganas. Puesto que el vencedor de la pasada edición, Xavi Llobet, estará en Elche, parece que el favorito a la victoria será Francisco Pontano, aunque la presencia de Xavi Torrades, que ya hizo segundo el año pasado, o Richard Calle, que está en un gran momento de forma, hacen que la prueba esté muy abierta.
También serán muy de tener en cuenta triatletas como Jose Luis Cano, Santi Pellejero, Enric Gussinyer, o Joan Montguillot, a los que habrá que seguir de cerca, al igual que a Eduard Barceló, Xavi Boneta, Angel Salgado, Bernat Moragas, Marc Trias, Xavi G. Carabí, Guillem Lladó, Toni Pallares o Javier Hoz, que también harán que el Top-10 se venda muy caro.
Y no hay que olvidar al dream-team que presentará el Prat-Triatló en Banyoles, con prácticamente toda su artillería pesada, como además del citado Richard Calle, Carlos López, Albert Reig, Julio Cardo, Victor Dobaño, Ernest Renedo y claro está, yo mismo, que defiendo el tercer puesto absoluto del 2009...
Unas fotos del año pasado en el B de Banyoles:

lunes, 19 de abril de 2010

Esta semana el B de Banyoles

El año pasado el triatlón B de Banyoles cayó a finales de Septiembre y los días antes me dediqué a descansar y a hacer muy poca cosa, puesto que la semana anterior había tenido el cto. de España de olímpico en Cangas, dos antes el doble olímpico de Sanabria y tres semanas antes, doblete con el olímpico de Banyoles y el sprint de Puigcerdà.
Sin embargo este año el cto. de Catalunya de larga distancia, se celebrará el próximo domingo 25 de abril y si bien el año pasado iba ya cargadísimo de competiciones, este año ire con tan sólo el doble olímpico de Arinaga en las piernas.
Por tanto el planteamiento ha sido totalmente distinto. La semana pasada he intentado sumar todo lo que he podido y me han salido 450km de bici, 9km de natación y 32 de carrera a pie, en tan sólo 5 días, puesto que descansé dos días. Esta semana seguiré haciendo más de lo normal, para ser una semana que acabará con la disputa de un triatlón de distancia B, pero bajaré los volúmenes, sobre todo en la bici.
Hoy comencé la semana de puesta a punto, con 1h de carrera contínua y 52km de bici. Espero no llegar demasiado cansado al domingo, pero siento que aun no me pide el cuerpo un descanso largo.
Durante el entreno de carrera de esta mañana:
En Banyoles será difícil repetir el tercer puesto del año pasado, aunque en estos días me estoy encontrando bastante bien. Quizá Abril sea demasiado pronto para mí y le venga mejor a otra gente que lleve otra planificación, pero creo que yo llevaré los deberes bien hechos.

domingo, 18 de abril de 2010

Técnica de salidas de natación

El objetivo de toda salida de natación es impulsarse lo más lejos y rápido posible para salir a nadar.
Después de abandonar el podio de salida, el nadador vuela por el aire con el tronco extendido. Cuando se alcanza el punto de máxima altura del vuelo, se flexiona la cintura y las piernas se elevan, alineándose con el tronco, para efectuar una entrada hidrodinámica.
Todo el cuerpo debe entrar en el agua a través de un agujero imaginario hecho por las manos, con los brazos juntos y totalmente extendidos. La cabeza se coloca hacia abajo entre los brazos. Las piernas están completamente extendidas y juntas y los pies se extienden en punta hacia atrás...
¿Y qué puedo decir de mi salida lanzada en la última posta del relevo de 4x50X Mixto del MOM? ¿Dónde ha quedado lo de las piernas completamente extendidas y juntas?
Pues que evidentemente saltar por encima de alguien influye, ya que parece que si saltas con las piernas extendidas puedes caer encima del compañero... No es la primera vez que me veo haciendo cosas raras en el aire, sobretodo en los relevos y eso que con ese "saltito" podría saltar al mismísimo Kareem Abdul-Jabbar sin rozarle...
Y como no hay nada mejor que pasar de la teoría a la práctica, estos días en Mallorca aprovecho para hacer los ejercicios de repaso en las piscinas naturales...
Pero bueno, la energía se conserva y lo que en el aire parece poco ortodoxo, puede acabar convirtiéndose a los efectos del reloj, en una salida tan digna como las de libro, ya que no hay que olvidar que una salida no está completada hasta que el nadador haya empezado a nadar sobre el agua y un golpe de patada en el momento justo, permite seguir manteniendo todas las opciones intactas.

jueves, 15 de abril de 2010

Pedaleando por Mallorca

Este año he adelantado parte de mis vacaciones y el destino elegido ha sido la isla de Mallorca, donde llevo ya varios días aprovechando el buen tiempo y sumando km de bici. Salvo un día que me pilló la lluvia y tuve que volver a casa antes de lo previsto, el resto de los días he rondado las 3h de bici.
En tan sólo 4 días de bici ya puedo decir que desde Palma hasta Portopetro, ya es casi todo terreno conquistado. Sorprende el gran número de ciclistas que recorren las carreteras del sur de la isla, la mayoría de ellos alemanes. Contínuamente te vas cruzando con ciclistas y pequeños pelotones, lo que hace que se lleven mucho mejor las salidas.
Por la carretera de Llucmajor a Sa Torre:
En Sa Rápita:
En la Colonia Sant Jordi:
La próxima semana, participaré en el triatlón B de Banyoles, que será cto. de Catalunya de triatlón de larga distancia. Espero que este "mini stage" haga efecto...

lunes, 12 de abril de 2010

XVI Mallorca Open Masters

El sábado 10 y domingo 11 se celebró en las piscinas de Son Hugo de Palma de Mallorca, el XVI Mallorca Open Masters. No había vuelto a participar en ninguna competición de natación, desde el pasado cto. de España celebrado en enero en Castellón y acudí al MOM para ponerme las pilas en competición.
Los nadadores del Aquamasters que participamos en el MOM:
Mi primera prueba fue 50 mariposa, donde acabé 5º en 25-29 años, con un tiempo de 29.62.
Salida del 50M, por la calle 2:
Después del 50M, nadé los 50 libres. Me quedé lejos de los 25.5 que marqué en Castellón, e hice 26.35, siendo 4º en 25-29 años. Noté la falta de esprint, sobretodo en los primeros 25m, donde no fui capaz a revolucionarme lo suficiente.
Momentos antes de la salida, por la calle 5:
La jornada del sábado la completé con el 4x50 Libres Mixto. Teníamos posibilidades de batir el record de Cataluña +100años, que estaba en 1.53.0, pero no pudimos lograrlo, quedándonos en 1.53.53. Me tiré en la última posta, e hice 26.02, también lejos de los 24.8 que marqué en los relevos de Castellón. Una lástima, porque nos quedamos sin record. Fuimos 2ºs en +100 años.
El relevo de 4x50L Mixto, con Sergio, Mery, Borja y Eva:
Y el domingo nadé los 100 libres y el relevo de estilos mixto. En el 100L era consciente de que podría estar 2'' por encima de mi marca. Salí no demasiado rápido y pasé por 28.90 en los primeros 50m. El segundo 50 fue algo mejor y paré el crono en 58.79, que no está mal, aunque esté lejos del 56,4 de Castellón. Fui 1º en 25-29 años.
Camino de la serie del 100L:
Y finalicé mi participación en el MOM, con la última posta del relevo de 4x50 X Mixto. Aunque ya poseíamos el record de Cataluña de +100años, con 2.05 y en Castellón habíamos batido sin homologar el record de España, con 1.59, saltamos a la pileta con la intención de rebajar algo el record de Cataluña, pero el cansancio acumulado del fin de semana, hizo que nos fuéramos a 2.08.38.
Antes del relevo de estilos, Mery, Borja, Sergio y Eva:
Pese a quedar lejos de nuestra mejor marca, nos llevamos la medalla de oro. Yo mejoré algo mi relevo del sábado, haciendo esta vez 25.89 en los 50 crol.
Foto después del relevo con la medalla:

viernes, 9 de abril de 2010

Cómo llevar la bicicleta en el avión

Hace unos días recibí un correo en el que me preguntaban cómo hacía para llevar la bici en el avión y he aprovechado que justo me toca volar con la bici esta semana, para explicar los pasos que sigo.
Lo ideal es contar con una maleta rígida, especial para el transporte de bicicletas, cuyo coste es caro (>300€), aunque hay tiendas que las alquilan por semanas (60€). Está la opción de hacerse con una bolsa semirígida (aprox. 100€), en la que la bici no va tan protegida y lo más barato es pedir un caja de cartón en la tienda de bicis, aunque en este caso habría que forrarla muy bien por dentro, para evitar deterioros.
He visto bicicletas facturadas sin proteger, pero personalmente no lo recomiendo. El agente handling que realiza el check-in, no debería permitir facturar una bici con pedales puestos y sin la horquilla protegida, o cualquier otro elemento que sobresalga, ya que se pueden enganchar con la banda de los transportadores y dañar la instalación. Una vez facturada, cuando la bici se carga en los carros, puedes tener suerte y que el agente handling de rampa tenga el detalle de esperar a llenar el carro de maletas, para luego colocar la bici desprotegida encima, o encontrarte con que te lanza maletas llenas sobre tu bici (depende del humor del trabajador). Luego también está el caso de que aparte la bici desprotegida del resto, para no poner maletas encima y se tenga que ir a otro sitio, o se le olvide meterla en el carro y nos encontremos con que nuestra bici no vuela en el avión, porque está apoyada en alguna columna del aeropuerto. Y otro más típico es que al no ser un elemento contínuo, de algún tipo de problema en la máquina de inspección, que provoque un paro y un retraso en su salida. De todos modos, el mayor riesgo, teniendo suerte, es que se raye o se rompa algún radio de las ruedas, manetas o cambio. Es cierto que no las suelen lanzar igual que hacen con una maleta, pero yo no me arriesgaría, porque apoyarlas suavemente, tampoco lo hacen.
En mi caso siempre he utilizado maletas rígidas y nunca he sufrido ningún daño. Las bicicletas se facturan por las cintas de equipajes especiales, ya que superan 1m de largo. En concreto, los equipajes que superen los 1000x550x750mm, deben de facturarse por las líneas de especiales, ya que las máquinas convencionales que los inspeccionan, no admiten tamaños mayores. Muchas compañías cobran un extra por llevar bicis, pero aun quedan algunas que no lo hacen. Hay que tener claro que este pago extra se carga al equipaje deportivo, no al equipaje especial. Te cobren o no, la bici es un equipaje especial por dimensiones, pero la misma maleta, llena de ropa, debe de tratarse como equipaje especial y sin embargo no es equipaje deportivo, con lo que no cobrarían un extra por su transporte.
Compañías como Vueling cobran 45€ por trayecto, con lo que ir y volver te suma 90€ al coste del billete. Al triatlón de Gran Canaria fui con Vueling y se dio la paradoja de que ir yo me costó 82€ y llevar mi bici 90€ más. Si la compañía cobra por la bici, no suele poner límites de peso, con lo que aconsejo meter todo dentro de la maleta de bici (neopreno, botas, casco, bidones, geles, bomba de hinchar, llaves…) y únicamente llevar una maleta de mano, para ahorrar el coste de la maleta normal.
Air Europa o Spanair no te dan la opción de declarar la bicicleta a la hora de comprar el billete. En concreto con Air Europa, si tu equipaje no pasa de 20kg, no pagas ningún extra, independientemente de lo que factures. Eso sí, si te pasas, tienes que pagar el exceso de equipaje, que puede superar los 10€/kg extra. Pero tampoco la política está clara, ya que depende del Aeropuerto que te cobren o no. Por ejemplo, en Palma, suelen cobrar 20€ por equipaje deportivo, pero entonces ya da igual el peso. Lo malo es que nunca lo sabes de antemano y entonces no sabes qué meter en la maleta.
Yo personalmente si vuelo con Vueling meto todo lo posible en la maleta de bici (ya que pago…) y si vuelo con Air Europa lo mínimo, para que no supere los 20kg (y no pagar nada).
En esta ocasión, volaré con Air Europa, con lo que he intentado ajustar a los 20kg, metiendo lo mínimo posible en la maleta.
Estos son los dos elementos que espero encontrar en perfecto estado cuando aterrice: maleta y bici.
Un método casero de saber lo que pesa la maleta es pesarte antes de hacerla y luego una vez cargada, para ver la diferencia. Yo he pesado 75,8kg vestido y 88,2kg con la maleta vacía. Esto dice que la maleta vacía pesa unos 12,4kg, lo que complica el tema de bajar de 20kg con la bici dentro. Existen maletas menos pesadas, pero generalmente es uno de los problemas que tienen. De todos modos, mientras pese menos de 23,0kg, no suelen cobrarte el extra de peso, aunque depende de quién te toque.
Los pedales hay que quitarlos, porque sino no cerrará la maleta por el ancho. Yo es lo primero que quito, ya que si lo dejas para el final, cuando ya no hay manillar, ruedas, etc, cuesta más quitarlos, ya que no te puedes apoyar en la bici para hacer fuerza. Para quitar el pedal del lado del plato, el giro se debe de hacer en sentido horario y para quitar el del lado contrario, el giro se hace en sentido antihorario. Cuando se vuelvan a montar, no es necesario apretarlos demasiado, ya que el propio sentido de pedaleo favorece el apriete del pedal, con lo que es muy difícil que un pedal se salga pedaleando.
Antes de quitar el sillín, conviene hacerle una marca, para que al montarlo de nuevo, lo dejemos en la misma posición que estaba antes. Se puede marcar con rotulador, rayándolo… Yo utilizo un trozo de celo, al que le pego un trozo de post-it cortado en forma de T. Así no sólo regulo la altura, sino también le marco el centro de la tija, porque si únicamente se marca la altura, luego puede costar dejarlo en el mismo punto. Si la tija es plana, basta con marcar la altura, ya que no permite el giro.
En la foto se muestra el marcado, la retirada del sillín y cómo quedaría la tija marcada.
Para que la bici entre en la gran mayoría de las maletas, es necesario quitar el manillar de la potencia. Generalmente la potencia tiene cuatro tornillos por el lado de fuera, aunque en el caso de mi bici de carretera lo tiene por dentro, con lo que resulta más cómodo utilizar una llave allen larga, para poder girarla más rápido al desatornillar. Quitar el manillar da respeto, pero no entraña ningún riesgo. Para aflojar los tornillos, se hace en forma de cruz, aflojando uno de arriba y el de abajo contrario, dos a dos. Para apretar será lo mismo, nunca hay que apretar los dos de arriba y luego los dos de abajo, sino alternándolos. Y los 4 se van aflojando y apretando gradualmente, evitando que sufran tensiones muy distintas entre ellos.
Una vez quitado el manillar, volvemos a presentar los tornillos en la tapa de la potencia, para que no se pierdan. El manillar quedará unido a la bici únicamente por los cables, pero permitirá girarlo mejor y entrará en la maleta.
Otra opción es quitar la potencia, dejando el manillar abrazado a ella, para los casos en que la potencia sea tan larga que no cierre la maleta con ella girada. Esto tampoco entraña riesgo, pero ya hay que centrar luego la dirección al volverla a montar. Si por ejemplo la bici tiene una tija integrada y es una talla muy grande, es posible que haya que quitar la horquilla para ganar el ángulo de la horquilla y hacer que entre en la maleta. En este caso se puede aprovechar para quitar de paso la potencia, ya que hay que hacerlo de todos modos.
Desmontaje del manillar y manillar ya fuera de la potencia.
A continuación se le quitan las dos ruedas y metemos el cuadro en la maleta. La potencia se gira, quedando perpendicular al cuadro. El manillar hay que moverlo colocándolo en la posición que se muestra en la foto, jugando con la longitud de los cables, y dejándolo del modo en el que menos sufra. La horquilla queda paralela a uno de los lados de la maleta y la curva del manillar se pasa por debajo de la horquilla.
El cambio queda muy cerca a uno de los bordes de la maleta y es aconsejable que no esté tan pegado a una zona en la que puede sufrir golpes. La maleta cierra con el cambio puesto, pero es mejor quitarlo. Para ello, basta con aflojar con una llave allen el tornillo que sujeta la patilla al cuadro. Hoy en día, la mayoría de los cuadros tienen patillas desmontables. De lo contrario, romper la patilla supondría cambiar todo el cuadro. En mi caso está unido por un único tornillo centrado, pero en la bici de crono, lo está por dos, uno a cada lado.
En la foto se ve cómo queda el cambio en la maleta y cómo se realiza el desmonte:
Una vez quitado el cambio del cuadro, se envuelve un poco en plástico de burbujas y se puede encintar a la vaina del cuadro, la cual se puede proteger símplemente con un trozo de papel enrollado. Si se mete ropa o zapatillas en la maleta, se pueden poner debajo, para que quede lo más protegido posible.
En las fotos se ve el cambio quitado y encintado al cuadro:
Uno de los olvidos más frecuentes es el de quitarle el aire a las ruedas. La bodega del avión no va presurizada, con lo que la cámara podría llegar a explotar si alcanza una presión elevada en la bodega. Para evitar reventones, antes de guardar las ruedas, hay que quitarles el aire.
Tambien conviene quitarle los cierres rápidos, extrayéndolos de los bujes y así se reduce un poco el ancho de la rueda. Para meter las ruedas en la maleta, lo mejor es tener unas fundas, pero si no tenéis, no hay problema. Yo en el coche uso camisetas de talla XXL para guardar las ruedas y van perfectas.
Quitar aire, quitar cierres y meter las ruedas en las fundas:
Un consejo útil es ir dejando todas las llaves que vamos utilizando y las piezas que se van quitando en el mismo sitio. De esta manera, se evitaremos olvidarnos alguna pieza, o una llave crítica en casa.
Los sprais antipinchazos, se consideran explosivos, con lo que su transporte está prohibido en los aviones (si una cámara explota, imaginar el susto que puede dar un reventón del sprai antipinchazos). En más de una ocasión, han obligado a abrir una maleta de bici, para retirar el sprai. Así que si vais en avión, a hinchar a mano, o a comprar el sprai en destino.
Las ruedas se ponen en la parte superior de la maleta, tal y como se ve en la foto y se colocan todas piezas que habíamos quitado dentro. Hay que fijar bien el cuadro con las correas de la maleta, ya que lo peor que puede pasar es que se mueva el cuadro dentro de la maleta. Se pueden meter espumas y plásticos, para evitar rayones. Hay que fijarse qué partes podrían estar en contacto y esas protegerlas de rayonazos.
Las piezas a meter en la maleta y la bici ya dentro y protegida con plásticos:
Por último, aunque conviene ir haciéndolo de vez en cuando, se comprueba que la maleta cierra bien y que no nos hemos dejado nada que sobresalga del borde. Si no se hace hasta el final, podemos tener la sorpresa de que hay que volver a colocarlo todo otra vez porque no cierra.
Las cerraduras de este tipo de maletas suelen ser bastánte frágiles, así que está bien protegerlas con cinta americana o similar. Se pueden utilizar cinchas o correas, para pasarlas por el exterior de la maleta cerrada y así evitar que en el caso de que ceda alguna cerradura, se abra y se salga parte del contenido.
Una vez cerrada, vuelvo a pesar la maleta y marca 97,1kg, lo que haciendo la resta supone que pesa unos 21,3kg. Supera los 20kg, pero al ser menos de 23kg, espero que pueda colar.
Comprobando el cierre y pesándo la maleta ya cerrada:
Espero que haya sido útil.

miércoles, 7 de abril de 2010

Calle y García, gladiadores del Prat

Si accedéis hoy a la web de triatlonchannel, podréis ver la entrevista que nos hicieron a Richard Calle y a mí, el día antes del doble olímpico de Gran Canaria.
Una instantánea de la entrevista:
La entrevista, realizada por el triatleta Fernando Cuenllas, con Antonio Esteban detrás de la cámara, también cuenta con unas palabras de Iván Muñoz, referentes a la planificación de los entrenamientos de los triatletas del Prat. En primer tramo del video se centra en Richard y el segundo tramo en mí y mezcla imágenes tomadas durante la prueba canaria.
Todo un honor aparecer en la web que hoy en día es sin duda la referencia, para seguir todas las noticias del triatlón nacional y quiero felicitarles por el gran trabajo que hacen cada día con la página.
Ya puedo decir que he tenido mis minutillos de gloria, aunque a partir de ahora, si quiero seguir gozándolos, tendrán que venir acompañados de resultados.
Gracias a todo el equipo de triatlonchannel!
Enlazo el video de la web de triatlonchannel:

Y en la trichannelcup, voy 7º en la clasificación provisional por equipos, mientras que en la individual tengo un equipo el 13º y otro el 55º. No está mal, ya que me he centrado más en triatletas que en duatletas. Uno de los principales motivos por los que no estoy más arriba es porque fiché a un tal Sergio García, que me lleva 0 puntos... (esto pasa por confiar en la cantera... jejeje). Ya me han dado algún que otro tirón de orejas por este motivo, pero es el riesgo de comprar barato...

lunes, 5 de abril de 2010

36 salidas de más de 100km

En toda mi vida, he superado en 36 ocaciones la barrera de los 100km en bici.
Desde 1998, hasta el 2008, en 10 temporadas, fueron 13 las veces que mi cuentakm marcó más de 100. Y desde el 2008, en dos temporadas y pico, ya van 23 las salidas que han superado esa barrera.
Sin embargo, en el Top-5 de mis salidas más largas, cuatro datan de antes del 2008 y dos de ellas superan los 200km, algo que en aquellos años, para mi supuso una auténtica salvajada, ya que rara vez pasaba de 300km al mes.
Mis 10 salidas en bici más largas:
1ª) 22/03/2005: 204,39km. Gijón-Covadonga-Gijón. (7h 25min)
2ª) 30/06/2004: 201,57km. Gijón-San Isidro-León. (7h 49min)
3ª) 03/04/2010: 190,04km. Viladecans-Turo de l'Home-Viladecans. (7h 31min)
4ª) 13/04/2004: 141,27km. Gijón-Tapia (5h 24min)
5ª) 14/04/2004: 140,42km. Tapia-Gijón. (6h 7min)
6ª) 04/03/2009: 131,02km. Prat-Pantano de Foix-Prat. (4h 18min)
7ª) 19/04/2001: 128,51km. Gijón-Infiesto-Gijón. (4h 59min)
8ª) 12/07/2009: 121,37km. Cto. España Triatlón Larga Distancia. Vitoria. (3h 13min)
9ª) 01/06/2009: 121,36km. Prat-Sitges-Sant Climent-Prat. (4h 2min)
10ª) 06/08/2009: 120,35km. Prat-Segur de Calafell-Prat (3h 52min)
En la gráfica se muestra el número de salidas de más de 100km en bici realizadas al año:Mi primera salida de más de 100km con el Prat-Triatló, en marzo del 2008 (103,14km):
Mi segunda ascensión a Montserrat, en marzo del 2009 (107,33km):
Una clásica por las costas: Prat-Cubelles-Prat, de abril del 2008 (101,97km):

domingo, 4 de abril de 2010

190km con ascensión al Turó de l'Home

Ayer hice mi record de km en una sola jornada desde que vivo en Barcelona, siendo la tercera salida más larga de mi vida. Saliendo pedaleando desde casa, llegué hasta el Prat, donde me junté con otros gladiadores, que salimos dirección al Turó de l'Home (1.652m), recogiendo a otros compañeros, que se fueron uniendo por el camino.
Me salieron 190,04km, en 7h 31min de pedaleo, a 25,27km/h de media y 71,79km/h de máxima. Desde las 08.10 que salí de casa, no llegué hasta las 17.30. Esto hacen 9h 20min fuera de casa con la bici!!
En total 17 gladiadores salimos de camino al Turó, siendo 15 los que alcanzamos la cima (Lluis Florença y Pacho dieron la vuelta antes).
David, Carlos, Sergio, Jose Alberto, Marc, Ernest, Ramón, Luis, Raúl, Ricardo, Victor y Fran en la fria cima del Turó de l'Home. Francisco y Pati, llegaron un poco más tarde:
Desde el Prat, hasta Sant Celoni, el ritmo fue tranquilo, rodando todos juntos en pelotón, para llegar sin calentones hasta pie de puerto y ahí cada uno poner su ritmo. Cruzar Barcelona todos juntos, por Gran Vía y Meridiana, sin apenas tráfico, fue algo que me gustó, ya que no se hace todos los días.
Hasta Sant Celoni, donde llegué con 70km, es prácticamente llano. A partir de ahí quedan 25km de ascensión, de los que los 10 primeros se llevan bien. Luego ya empiezan las primeras rampas de aviso, siendo los 10 últimos km duros, con rampas del 14-15% y los 6km últimos los peores, con mal asfalto y ayer, metidos dentro de la niebla y con nieve en alguna cuneta.
Perfil del Turó de l'Home desde Sant Celoni, por Mosqueroles:
Entre Sant Celoni y Mosqueroles hice una parada técnica y por delante se fueron Raul García, Joaquim Salmerón, Carlos Mir y Fran Herrera. Luego iba un grupo que comenzaba tranquilo con Dobaño, Jose Alberto, David, Marc, Ricardo, Ramón... y algo más retrasados Recuenco, Francisco y Pati.
Ernest también hizo parada técnica y cuando volvimos a pedalear, nos costó volver a alcanzar al grupo, del que ya se había ido Dobaño. Tuve una pequeña pájara post-enlace, pero volví a encontrar mi ritmo y pude alcanzar a Dobaño más tarde.
En el cruce de Mosqueroles, Fran aparecía de nuevo, ya que se había despistado y comencé desde Mosqueroles, los 19 últimos km, con Fran, Victor y Ernest siempre cerca, mientras que por delante iban Raul, Joaquim y Carlos, a los que no vimos más hasta la cima.
En otras ascensiones habíamos visto la cima desde lejos, pero la niebla impedía ver lo que nos quedaba por subir. De todos modos, al no ser la primera vez que nos enfrentábamos al Turó, ya sabíamos que había que llegar entero a los 6 últimos km. Fran y yo, a 15km de la cima, con Ernest y Victor unos metros por detrás:
A 10km de la cima ya encontramos las primeras "paellas" con rampas del 14-15%. Fran iba con Victor un poco por delante y yo unos metros más atrás con Ernest, el cual ascendía por primera vez al Turó. El asfalto es muy bueno en esa parte de la ascensión:
Y ya llegados al cruce entre Santa Fé y el Turó de l'Home, entramos en los 6 últimos km, en los que el asfalto cambia y nos metíamos de lleno en la niebla. Fran iba unos metros por delante, luego Ernest con Dobaño y yo algo más atrás, pero inmortalizando el momento con una foto en la que se aprecian las condiciones de visibilidad y el estado del firme bacheado. Y todo esto a un 11% de desnivel:
Recuerdo de mis otras ascensiones acabar fundido en estos últimos km, pero sin embargo, en esta ocasión, al haber llegado tan cómodos a pie de puerto y subir los primeros km de un modo conservador, no hubo ningún momento en el que se me atragantaran demasiado las rampas, pese a llegar con casi 100km en las piernas a la cima. Aproveché también para soltar una mano y hacer una foto con la nieve que todavía se conservaba en las cunetas en los últimos km de subida.
Y de repente, a falta del último km, dejamos atrás la niebla y pudimos ver por primera vez la cima del Turó, totalmente despejada:
Mi llegada a la portilla de la antena, punto más alto de la ascensión (1.652m), con 95km y una media de 21,9km/h, en 4h 20min de pedaleo desde mi casa.
Las vistas de la cima del Turó de l'Home, con el cielo despejado y restos de nieve en los laterales. Aunque el sol estuviera presente, era necesario abrigarse mucho en la cima, ya que nos quedamos bastante frios, parados mientras llegábamos todos:
Instantánea desde la cima del Turó de l'Home:
Los primeros km de bajada del Turó se hacen duros, por el frío, las curvas, las pendientes y las malas condiciones del asfalto. Hicimos varias paradas de agrupamiento en la bajada, buscando zonas de sol, para ir quitándonos capas y entrar en calor de nuevo.
Y las 3h 11min de pedaleo de vuelta a casa por el mismo camino, las hice muy entero y no tuve ningún momento de crisis, lo que es todo un mérito cuando se hace una salida de 190km.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal