domingo, 18 de abril de 2010

Técnica de salidas de natación

El objetivo de toda salida de natación es impulsarse lo más lejos y rápido posible para salir a nadar.
Después de abandonar el podio de salida, el nadador vuela por el aire con el tronco extendido. Cuando se alcanza el punto de máxima altura del vuelo, se flexiona la cintura y las piernas se elevan, alineándose con el tronco, para efectuar una entrada hidrodinámica.
Todo el cuerpo debe entrar en el agua a través de un agujero imaginario hecho por las manos, con los brazos juntos y totalmente extendidos. La cabeza se coloca hacia abajo entre los brazos. Las piernas están completamente extendidas y juntas y los pies se extienden en punta hacia atrás...
¿Y qué puedo decir de mi salida lanzada en la última posta del relevo de 4x50X Mixto del MOM? ¿Dónde ha quedado lo de las piernas completamente extendidas y juntas?
Pues que evidentemente saltar por encima de alguien influye, ya que parece que si saltas con las piernas extendidas puedes caer encima del compañero... No es la primera vez que me veo haciendo cosas raras en el aire, sobretodo en los relevos y eso que con ese "saltito" podría saltar al mismísimo Kareem Abdul-Jabbar sin rozarle...
Y como no hay nada mejor que pasar de la teoría a la práctica, estos días en Mallorca aprovecho para hacer los ejercicios de repaso en las piscinas naturales...
Pero bueno, la energía se conserva y lo que en el aire parece poco ortodoxo, puede acabar convirtiéndose a los efectos del reloj, en una salida tan digna como las de libro, ya que no hay que olvidar que una salida no está completada hasta que el nadador haya empezado a nadar sobre el agua y un golpe de patada en el momento justo, permite seguir manteniendo todas las opciones intactas.

2 comentarios:

Sergio: diviértete, entrena, haz lo que quieras, pero ten cuidao con les peñes. Un abrazo
Mari

claro mari... jejeje... tengo cuidado no mancame...

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal