miércoles, 9 de abril de 2008

Rememorando Xatada

Hoy he ido a ver unas pruebas de funcionamiento a la nueva terminal del aeropuerto de Barcelona por la tarde, con lo que tuve que cambiar un poco mis planes y no fui a clases de catalán, pero aproveché para ir a correr con los compañeros del Prat. Estaban Leo, Julio, Carlos, Richard, Juan Pablo, Jose Alberto, David, Nicolás, Esther, Victor, Jordi… Me han sacado los ojos, pero por momentos fui muy rápido. En la primera de 3.000, con Carlos, Richard, Victor y Julio, hemos hecho 10 min!!! Luego ya me puse yo a lo mío y dejé a los gladiadores que siguieran a lo suyo, aunque algún 1.000 a 3 poco cayó.
Y ya que hoy tenía pensado salir en bici y no he podido… como sustitución, tiro de archivo y rescato un texto de febrero del 2005 en contestación a una cadena de mensajes en la que cada uno ponía sus entrenamientos favoritos… Para poneros en antecedentes, en la fecha en la que hice este entrenamiento, año 2004, hice 2.600 km en bici, osea 200 km al mes de media.

El mensaje al que me refiero:

AVENTURA TENTANDO AL DESTINO...

Intentaré contarlo tal y como sucedió, o tal y como lo recuerdo, o tal y como lo he soñado...

DOMINGO 27 JUNIO 2004: Tras haber acabado el cto. España sub-23 de Sanxenxo, me comenta Rubén Suárez (Triatlón Musel) que le apetecía hacer una "XATADA" en bici la semana siguiente. Yo había acabado hacía tres días los exámenes y le dije que mejor no... que ya me habían costado los 20km del triatlón de Sanxenxo.

LUNES 28: Rubén me dice que el miércoles tiene pensado salir con Javi, un compañero del equipo de ciclismo ESTEL a hacer una burrada, tipo GIJON - LEON o algo así. Yo le digo, que a lo sumo igual salgo con ellos y en Mieres (a 50km de Gijón), doy la vuelta.

MARTES 29: Corro 40 min y nado 500 m. Llego a casa con ganas y le digo a mi padre que mañana voy con dos compañeros en bici hasta León y que vuelvo en tren a Gijón. Que si me puede ir a buscar a la estación de Gijón a las 9 de la noche. Mi padre, acostumbrado a alguna otra locura mía (léase ir hasta Tapia en bici (148 km), dormir allí y volver al día siguiente en bici, o decirle que me lleve en coche a Oviedo, soltarme y vover corriendo a casa 33 km... pero bueno, esa es otra historia...) pues me dice que vale, que me va a buscar.

MIERCOLES 30: El gran día. Salimos de Gijón a las 10 de la mañana (yo de casa 30 min antes o así). Gijón- Oviedo- Mieres- Ujo- Cabañaquinta- Felechosa- San Isidro- Puebla de Lillo- Boñar- Ambasaguas- León.

Día medio lluvioso hasta San Isidro, donde salió un sol, que me hizo subir el puerto sin casco, maillot desaborchado y tirandome el agua del bote por la cabeza. Llegué pletórico a la cima, eso sí, en la bajada una pájara, por causa del hambre, que me hizo sufrir más que en la subida.
Comida en Puebla de Lillo, en un bar de pueblo. Comimos POTE, ALBÓNDIGAS CON PATATAS, POSTRE Y CAFÉ, osea, lo recomendado en estos casos...
Volvimos a pedalear hasta León, donde nos esperaba el tren a las 19.00.
Llegamos quemados del sol, con 20 min de antelación de la salida del tren. 201 km, a 25.5 Km/h de media. 7 h 49 min de pedaleo. Hasta aquí entrenamiento físico... ahora empezaba lo DIVERTIDO.
Llegamos a la estación: "3 billetes para Gijón", pedimos con nuestras bicis al lado y el inherente olor corporal. "Lo siento, pero hoy hay HUELGA DE TRENES, solo funciona el cercanías"... Tras unos momentos de confusión y de buscar la CÁMARA OCULTA, le pedimos que nos lo explique mejor... "Hoy no salen trenes para Asturias, hay huelga". A partir de ese momento empezó el denominado entrenamiento de "RESPUESTA ANTE ESTÍMULOS Y SITUACIONES INESPERADAS"
"QUÉ NO CUNDA EL PÁNICO" fué lo primero que dijimos. Alguna solución habrá... hacía calor, pero ya empezaban a bajar las temperaturas y no era plan de ir otra vez en bici a Asturias y dormir en una cuneta por el camino.
Mi padre me podría ir a buscar a León (eso sí, yo no saldría más de casa en la vida)... pero a ver como metemos 3 bicis y 4 personas en un RENAULT CLIO... Los padres de Rubén estaban de vacaciones... Decidimos tentar la suerte en el ALSA.
"¿A que hora sale un ALSA para Gijón?" preguntamos en la taquilla. "A las 20.00, pero con las bicis así no podéis montar, tenéis que embalarlas" Nos respondieron no muy amablemente. Compramos 3 billetes sin preocuparnos de cómo lograríamos meter las bicis en el ALSA, eso era secundario.
Teníamos algo menos de 1h para conseguir embalar las bicis y montar en el ALSA. Aquí empezó la fase de "IMAGÍNATE QUE ERES UN SIN-TECHO Y RAPIÑA LO QUE ENCUENTRES" y así fue, que buscamos cartones... cintas de acordonar de policía... incluso fuimos de puesto en puesto de helados para que nos regalaran bolsas de basura... Luego nos rifamos quién se quedaba con los trapos menos sucios y los mejores cartones...
Llegamos a la estación a las 19.40 sucios, llenos de grasa y aprovisionados de cartones y trapos... La gente nos miraba, imagino que nos habría reconocido por nuestra fama de triatletas, aunque ninguno se atrevió a pedir un autógrafo... Aun no había llegado el autobús, porque venía de no sé dónde y tendríamos que montar con gente ya en el bus.
Cual fue mi sorpresa cuando en la estación vemos a un chaval desembalando una bici. Fuimos hacia él y resulta que yo lo conocía, ya que había sido nadador del S.Olaya y había tenido el mismo problema que nosotros por causa de la huelga de trenes, a diferencia de que el venía de Asturias a Leon en ALSA y no olía mal. Nos dejó un plástico de esos de bolas que dividimos en trozos, ya que el tío de la estación del ALSA nos llevaba un rato amenazando con que tal y como teníamos las bicis, no podríamos meterlas en el ALSA.
Finalmente, llego el bus, metimos las bicis abajo y subimos al ALSA. Los viajeron nos miraban sorprendidos, apenas habíamos tenido tiempo a limpiarnos la cara y oliamos verdaderamente mal, tras más de 10 horas fuera de casa. El conductor, puso el aire para que no sufrieran sólo los de atrás los olores, sino que se repartieran uniformemente por todo el vehículo. Una vez dentro llamé a mi padre, le conté resumido el cambio de planes y le dije que en vez de a las 21.00, nos fuera a buscar a las 22.30 o así a los ALSAS a Gijón.
Llegamos a Gijón de noche, sin problemas añadidos y alegrándonos de ver otra vez la ciudad.
Aun así, esa semana hice 110 km otro día en bici…

Una foto de Antella 2002, Rubén a mi derecha:

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal