domingo, 5 de abril de 2009

8è Open Master Fons Mataró

Esta mañana volvía a la piscina olímpica descubierta del club natación Mataró, para competir en la prueba de 1500 metros libres, que abría el 8è Open Master Fons de Mataró.
El año pasado había establecido mi mejor marca personal, con una marca de 19.46.43 y este año acudía con el objetivo de acercarme a la marca.
La sesión de calentamiento me sirvió para comprobar la mala técnica de patada de crol con la que estoy nadando, ya que doblo demasiado la rodilla al realizar el batido.
En lugar de lanzar la patada desde la cadera, utilizando toda la pierna para para la propulsión, hago un batido a dos tiempos con una patada fuerte que prácticamente sale de mi rodilla, lo que por un lado hace que marque mucho más el punto muerto, al coincidir la patada con el brazo contrario en el aire y por otro, hace que me frene mucho más, ya que el muslo en esa posición presenta mucha más resistencia al avance que la que tendría si fuera paralelo al agua.
Esto me hace ir más hundido y uniéndolo a que mi frecuencia de brazada es muy baja, estoy desperdiciando demasiada fuerza, ya que mi nado no es todo lo fluido que debería de ser y lo baso todo en arrancar y saltar con cada brazada. Si me dedicara a la velocidad todavía, pero para el fondo, hay que pensar en economizar...
En varias fotos he visto el mismo gesto, como se puede apreciar en estas imágenes:
La prueba comenzó a las 9.30 y yo nadé en la última serie de los 1500 metros libres masculinos. Me tocó nadar por el lado izquierdo de la calle 6, con Joan Orensanz al lado derecho.
Salida de la prueba:
Desde el primer momento Orensanz salía como una moto, liderando la prueba y yo comencé a nadar entre el puesto 5º y 7º.
Si bien el año pasado, logré terminar a 1'19''6 de media, con un parcial más lento fue de 1'20''40, este año a partir de los 300 metros la media a los 100 metros era prácticamente mi parcial más lento del año pasado.
Quise empezar cómodo, para marcar un ritmo hasta el final, pero no me veía fino y tenía una especie de flato en los primeros 400 metros.
Los primeros 500 metros los hice en 6'41''7, a 1'20''3 de media, 6º, con el 7º cerca.
Del 500 al 1000 me recuperé del flato, pero no iba demasiado fino. A los 700 metros, Joan Orensanz me doblaba y me volvía a pasar como un misil.
A los 800 metros marqué 10'46'', 16 segundos por encima del parcial que llevaba el año pasado.
Mi parcial del segundo 500 fue de 6'51''0, a 1'22'2 de media, 10 segundos más lento que el primer 500.
Mis sensaciones no eran malas y suponía que subiría algo mi marca, pero en los últimos 500 metros hice un pequeño cambio de ritmo para salvar los muebles.
La prueba de 1500 en piscina larga tiene un total de 28 virajes y empujes, pocos para mí, que prefiero más la piscina de 25 metros (que tiene 58 virajes y empujes), pero cuando a la gente le empieza a faltar el aire, puedo ganar algunas décimas en cada volteo.
En los últimos 500 metros marqué mis mejores parciales a los 100 metros (sin contabilizar el primer 100 de la prueba) y descolgué a los que me seguían de cerca, consolidándome en el 5º puesto.
Mi última parte sí se puede comparar con la del año pasado, pero esos 15-20 segundos que arrastraba de más eran muy difíciles de recuperar ahora.
Este año, sorprendentemente mi mejor 500 fue el último, con un parcial de 6'36''5, a 1'19''3 de media.
Por delante, mi compañero de calle, Joan Orensanz paraba el crono en 17.40.25, estableciendo un nuevo record de España en la categoría +30 años. Casi me dobla dos veces!!!
Segundo era Lluis Pijuan, que también batía otro record de España, en +35 años, con 19.01.39 y tercero fue Joaquin Romacho, vencedor el año pasado.
Yo finalmente marqué un tiempo de 20.09.20, acabando en 5º lugar absoluto. He subido 23 segundos la marca del año pasado, pero hay que tener en cuenta muchos factores en este resultado.
De las lecciones aprendidas saco:
1) Que evidentemente, se nota que hace una semana estaba en Gran Canaria completando un triatlón de más de 4h, con lo que algo cansado podría estar hoy.
2) Que no estaba tan motivado para la prueba como el año pasado, y pese a que quería obligarme a nadar un 1500 a tope, me costó comenzar a encontrar un buen ritmo y yo soy de los que suele rendir más cuando va con más ganas.
3) Que ayer hice 130km en bici y eso también se nota.
Pero estos tres puntos no me preocupan y ya los sabía de antemano, sólo es una cuestión de priorizar objetivos, con lo que estoy satisfecho con el resultado de la competición.
Lo que me comienza a preocupar:
4) Que este año llevo más volumen de natación que el año pasado, desde Enero a Marzo. El año pasado 138km y este 146km. La diferencia no es muy elevada, pero lo que me preocupa es mi actitud en los entrenamientos de agua. En el agua no es tanto la cantidad, como la calidad y últimamente me dedico a ir a nadar con un contador en la cabeza, pensando solo en sumar metros, a ritmos lentísimos, para quitarlo de delante. Nunca hago técnica, nunca hago pies, nunca hago series fuertes, nunca nado estilos, siempre voy con prisa por acabar... Y claro... no mejoro. Es verdad que realizar volumen e intensidad en el mismo entreno me costaría muchísimo, pero quizás deba empezar a plantearme sesiones de técnica, de velocidad y de volumen por separado, para que no se me hagan tan duras, aunque sea realizando muchos menos metros (que no es que yo haga muchos), porque buscar la mejora aumentando el volumen, pero nadando suave, creo que no me aporta nada y es que en triatlón corto, hoy por hoy sigo saliendo del agua en terreno de nadie.

1 comentarios:

Enhorabuena por la competición, creo que has hecho una buena prueba teniendo en cuenta la carga que llevabas acumulada! Felicidades y muy buenas reflexiones finales!! Por cierto, unas fotos muy chulas!
Saludos!

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal