lunes, 16 de mayo de 2011

II Triatló de Lloret de Mar

El domingo 15 de mayo se celebró la segunda edición del Triatlón de Lloret de Mar, en distancia sprint (750m-20km-5km), que contó con 400 participantes, repartidos en dos salidas.
La antelación con la que este año es necesario inscribirse para un triatlón en Cataluña, debido a que todos los triatlones cierran las inscripciones semanas antes de la celebración de la prueba, hace que sea bastante dificil no quedarse fuera antes de que se agoten las plazas. Esta temporada ya me he quedado sin plaza en Sitges y en Sant Feliu de Guíxols, con lo que este factor, unido a unos resultados no demasiado buenos en mis últimas competiciones, hacían que llegara a Lloret con ganas de hacer un papel digno y quedar con buen sabor de boca antes de enfrentarme al half de Calella en dos semanas y al Ironman de Niza en algo más de un mes.
Primeros metros de natación de la primera salida, en la que estábamos los triatletas de los clubes de primera división, las féminas, los independientes y las categorías:
En esta época del año la temperatura del agua es ideal para nadar en el mar con el neopreno. A mi particularmente me beneficia su uso y suelo nadar mejor en los triatlones de mayo y septiembre, que en los de julio y agosto.
La distancia hasta la primera boya no era demasiado grande y el nivel de los triatletas en el agua era alto, con lo que fue una de esas nataciones en los que se suceden los golpes contínuamente. Tuve la sensación de nadar bien y logré salir del agua en 9'19'', en el puesto 20º, a 45'' de Albert Parreño, que salía del agua en primera posición.
Mis compañeros Julio Cardo, Albert Reig y Rodrigo Torres me sacaban 38'', 33'' y 11'' respectivamente y formaban el segundo y tercer grupo en los primeros metros de bici.
Imagen de mi salida del agua (Foto de Maria Wille), en el puesto 20º:
No conocía el circuito de ciclismo y pensaba que no sería demasiado duro. Salí fuerte de boxes y no tardé en enlazar con un cuarteto en el que estaba Rodrigo Torres. Me uní al grupo y aproveché para recuperarme del acelerón inicial, cuando entraba también por detrás alguno de los que había pasado en los primeros metros.
El circuito era bastante ratonero, con muchos giros, pasos de peatones, alcantarillas y curvas de 90º, pero sin duda, lo que más sorprendía era una rampa bastante dura, que se hacía en la parte final de cada vuelta. Llegué con Rodrigo a la rampa en la primera subida y comencé subiendo con el plato grande (53) metido, pero tras aguantar los primeros metros, vi que el rampón duraba demasiado como para seguir con el plato y tuve que cambiar al pequeño, acusando un poco el esfuerzo.
En ese momento Parreño iba escapado y Julio estaba en el grupo perseguidor con Tiago Macara, Pau Castellvell, o Jordi García, entre otros. Poco detrás rodaban algo cortados un grupo con Albert Reig y Aleix Domenech y nosotros logramos alcanzarles en los metros finales de la bajada, antes de pasar por boxes en la primera vuelta. No tardamos en enlazar con el grupo de Julio y yo me convertía en el peor nadador del grupo de cabeza, ya que el resto de los que habían salido conmigo del agua se habían quedado.
Pero al inicio de la segunda vuelta, Parreño siguiendo a la moto que abría la prueba realizaba unos metros más que el primer grupo y era cazado por el pelotón. Esta incidencia no tenía mucha repercusión para el desarrollo de la prueba, ya que él seguía siendo claro favorito, pero sin duda le afectó a la hora de perder los metros que había logrado respecto al grupo en la primera vuelta.
Comenzando la rampa dura de la segunda vuelta, ya teníamos a varios triatletas a los que doblábamos y sabiendo que no era conveniente subir en plato grande, empecé desde abajo con el pequeño. Fue tan cómoda la sensación de usar 39 dientes, que sin haberlo planeado, me fui del resto del pelotón, siendo Parreño el único capaz de ponerse a mi rueda. Llegué a coronar, con unos metros de ventaja sobre el grupo, que se había roto ligeramente en la subida.
En la bajada, seguí tomando la iniciativa buscando mantener el hueco y ver si era posible continuar con la escapada.
Al paso por la segunda vuelta, liderando la prueba, junto con Albert Parreño:
Quedaban por delante dos vueltas completas, pero la verdad que me encontraba bastante bien y no tenía la sensación de estar dándolo todo en la bici, así que no me importaba ir marcando la mayor parte del tiempo el ritmo, porque era consciente de que a pie no haría nada contra Parreño. De hecho en varios tramos íbamos hablando, para tener cuidado con los doblados y los giros y no tener ningún susto.
En las partes duras notaba que Albert no iba demasiado cómodo, aunque aguantaba mi rueda sin problemas. No me planteé por ningún momento atacar para intentar irme solo y busqué mantener la distancia por detrás y ver si había suerte de llegar escapados a la segunda transición.
Al tercer paso por boxes, ya creyendo que podríamos llegar escapados:
Lo bueno de ir escapado era que podía decidir en cada momento el riesgo que quería tomar, ya que yo marcaba el ritmo. Fui muy prudente en los giros peligrosos y luego en las partes de pedaleo ya ponía un ritmo más serio. En la subida dura, al cruzarnos con los perseguidores, veíamos que cada vez la distancia era ligeramente mayor.
Y tras realizar el mejor parcial de bici, en 33'23'', a 33,49km/h de media y 67,15km/h de velocidad máxima, llegábamos escapados a la primera transición, con una ventaja de 38'' respecto al grupo perseguidor.
Hice una transición rápida y salí a correr como lider virtual de la prueba:
Tuve mi minuto de gloria en los primeros metros de carrera a pie, aunque sabía que Parreño no tardaría en pasarme. Que en la bici me hubiera notado tan cómodo, no arreglaba el hecho de que haya vuelto a entrenar a pie hace poco, tras no poder entrenar en todo el mes de abril.
De hecho, más de uno se soprendía al verme corriendo en primera posición. Hubo quien tras ver que Parreño me adelantaba me preguntó: "Sergio, vas segon?" (Sergio, vas segundo?). Jeje... que mal acostumbrada tengo a la gente...
Al comienzo de la primera vuelta de carrera, en primera posición:
El tramo de carrera a pie, escondía una auténtica emboscada por la montaña en la que vi como Parreño se alejaba. Volviendo de nuevo al asfalto, ya tenía la sombra de dos preseguidores y se trataba de mi compañero Rodrigo Torres que iba por delante de Pau Castellvell.
La vuelta se me estaba haciendo muy larga para que fueran dos vueltas y en base a mi reciente confusión el pasado fin de semana en Coruña, pregunté a varios el número de vueltas, no vaya a ser que fuera solo una y dejara escapar la disputa de un sprint, pero efectivamente eran dos vueltas, así que ya viéndome cuarto, sabía que no podría acabar en el podio y sólo me quedaba defender lo mejor posible el puesto final.
En el segundo paso por la montaña, corría en el puesto 4º y no veía a nadie por detrás, pero no tardó en aparecer mi compañero Albert Reig, contra el que poco podía hacer. Sólo tenía que ver cómo el ni resoplaba en la subida, mientras únicamente se escuchaba mi jadear, a tope de pulsaciones imagino.
Al comienzo del tramo de montaña de la segunda vuelta de carrera, en cuarta posición (Foto de Maria Wille):
Y ya con poca distancia entre todos (a 50'' del vencedor), pero insalvable, afronté los últimos metros de carrera, viendo que por detrás llevaba la distancia suficiente a Jordi García, que acabó entrando el sexto en la meta.
Hice el parcial 10º de carrera a pie, en 18'59'' y entré en meta en 5º posición, con un tiempo de 1h 1min 41s.
Mi llegada a meta:Y por clubes, con el 2º puesto de Rodrigo y el 4º de Albert, junto con mi 5º lugar, hizo que lográramos la primera posición, por delante del Cerr Igualada y del C.N.Mataró:
Pero las chicas también completaban el triplete de podios del fin de semana, con el del Ironcat del sábado y los dos de Lloret. Nuria Miró, Laura Maqueda y Gemma Anguera se subieron también al cajón más alto por clubes.
En fin, contento con el resultado y con romper una racha de mala suerte que estaba teniendo en la bici en las últimas tres competiciones, en las que no pude aguantar ninguna de ellas. He pasado de no aguantar a rueda en llano, a enlazar y escaparme del resto. No me gusta poner excusas y un día podía tener alguna, pero con tantas seguidas, ya empezaba a pensar mal...

3 comentarios:

Muchas felicidades Sergio, cuando leo vuestras entradas me entran ganas de competir, a ver cuando me recupero de me lesión en el pie y puedo entrenar un poco la carrera >_<

Enhorabuena Sergio, desde luego este año que se preparen porque tienes una bici espectacular, todavía no lo tengo muy claro pero quizá nos veamos en el half maresme, evidentemente yo por detrás,jijijijiji!!! un saludo crack!

Edmon, muchas gracias, espero que te recuperes y puedas estar dando guerra en los tris!

korje, gracias! Si te animas con el half allí nos veremos, pero no estás hecho polvo después del Ironcat??

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal