jueves, 19 de mayo de 2011

No ha sido un jueves cualquiera

Llevaba mucho sin hacer triple sesión en un mismo día y hoy no tenía planeado cambiar la costumbre, pero sin darme cuenta, me he pegado una buena paliza.
Comencé con 65,05km de bici por la autovía de Castelldefels, con la bici de crono. La he rescatado del olvido con el objetivo de hacer el domingo 29 el half challenge de Calella, e intentar clasificarme para el cto. de España de media distancia.
Es ya mi cuarto día con ella (desde octubre) y me veo muy bien. Llevo dos salidas esta semana de 65km cada una, por encima de 36km/h de media. Hoy 36,66km/h de media (desde que salgo del portal de casa, hasta que llego), lo que hace que haya acabado en 1h 44min el entreno.
Esta tarde, rodando acoplado, a rueda de mí mismo:
Mi QRoo de crono volverá a gozar de minutos en un medio Ironman. El circuito de Calella, prácticamente llano, hace que me haya decidido por dejar de lado la bici de carretera por un par de semanas y entrenar entre semana con la cabra.
Aunque esté enamorado de mi prometida, desde que la vi por primera vez, la verdad que la cabra me sigue provocando y como dice la canción, no puedo vivir sin ella, pero con ella tampoco.
En 10 días volverá a Calella, dos años después:
Y mi plan era trotar 30-40min después de la bici por la montaña, pero al final me fui al Prat a correr, para luego tirarme a la piscina.
A pie, casi 11km en 46'43'', que sale a 4'14'' de media, muy uniforme, con 4'07'' el km más rápido.
Y después de correr, cometí el último acto inconsciente de la tarde. Me tire a la piscina y empecé con 500 crol para calentar, sin muchas ganas... Al acabar, idea feliz: "voy a nadar a mariposa hasta que no pueda más". Imaginaba que haría unos 150-250m, pero me puse e hice 100... 200... 300... 400... y ya pensé, bueno, llego al 500 y lo dejo. Hice 500m a mariposa!!! Lo peor es que podría haber seguido más, pero lo dejé porque por un instante me dio para pensar y decirme a mí mismo "pero qué estás haciendo...". Luego quise seguir hasta los 1.500m, pero hice 100 crol suave y salí del agua. En total 1.100m de natación locura incluida.
Salí del agua ya medio apajarado, desde que me puse en la bici, hasta después de correr no había comido nada y justo antes de nadar comí un plátano y una manzana, que imagino que no me vino demasiado bien para el 500 mariposa.
En fin, que hubo que llegar a casa, pidiendo la hora y tirando nada más llegar de bebida "isotónica" a base de cebada, acompañada de algo de limón. Bueno, en este punto sí ha sido un jueves cualquiera:
Mañana creo que intentaré tener un día más relajado...

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal