martes, 30 de noviembre de 2010

Investigando

Un investigador que se precie debe trabajar en el ambiente natural, siguiendo las pistas que le hagan obtener los resultados más relevantes que le guíen en el camino.
Debe interaccionar con el medio y llegar a descubrir las relaciones que unen las pistas, bien sean de tierra, piedra o barro. Cuanto más estrecho sea el cerco de la investigación, mucho mejor. Debe por tanto evitar aquellos caminos en los que todo tiene cabida.
A veces una pista falsa le puede llevar a un punto sin retorno, pero su olfato le hace descartar todo aquello que no le conduce a nada y quedarse con lo que más valor le aporta. La satisfacción de enlazar una pista con otra es única cuando se logra, aunque para ello tenga que superar grandes dificultades.
El deseo de descubrir nuevas rutas siempre ha impulsado a los investigadores a emprender audaces viajes, en el curso de los cuales se ha llegado a lugares en donde el tráfico se detiene y las ciudades se paran por unas horas, mientras el tiempo avanza sin rendir cuentas.
Me encanta investigar:
En total esta tarde he hecho 1h 5min de carrera continua con 270m de desnivel positivo acumulado, en un recorrido circular en el que los tramos de senda estrecha han predominado. A 145 pulsaciones medias y 174 máximas. Con muy buenas sensaciones y se me ha pasado volando.
El perfil de hoy:

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal