jueves, 10 de marzo de 2011

Haciendo sonar la escoba

Hacer una planificación de los entrenamientos a realizar, de cara a llegar del mejor modo posible a una cita en el calendario, es como ir a comprar una guitarra. Sabes que las hay malas, regulares, buenas y muy buenas...
Un gran músico siempre busca tener una buena guitarra, pero está claro que hay gente que hace que hasta una escoba suene bien...
Para tener una visión global de lo que me queda por delante, que me asegure que haré los km suficientes para llegar en condiciones a Niza, he realizado esta tabla, en la que indico qué entrenaré cada día, qué km mensuales haré de cada disciplina y cuántos días descansaré:
Evidentemente habrá que ir haciendo adaptaciones, teniendo en cuenta cómo voy asimilando los entrenamientos, si veo que voy falto de algo, o si peco de exceso. Más o menos ya he integrado en la planificación todos mis compromisos, días festivos y viajes y como siempre, trataré de escuchar al cuerpo y realimentar la tabla con lo que mis sensaciones vayan pidiendo.
Esta tarde he cumplido con la doble sesión. Primero bici y luego nadar.

4 comentarios:

...el trabajo más dificil lo tienes hecho...la planificacion inicial...ir modificandolo o adaptandolo segun te veas o segun las circunstancias sera mas sencillo...Mucho animo!!

Rosa, gracias, pero lo dificil será ir cumpliendo cada día, como por ejemplo hoy... que la lluvia me obliga a descansar...

Muy currada esta planificación! Para hacerla te has basado en algo en especial o simplemente en tu experiencia?

Joan Miquel, pues la he hecho basándome en mi experiencia, teniendo en cuenta cuándo quiero hacer más km, qué días no podré entrenar, cuando hay entreno conjunto del equipo, cuando compito, etc...

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal