martes, 21 de diciembre de 2010

Imagina

Febrero del 87, casi 5 añitos y medio y ya estaba maquinando una de mis futuras entradas del blog. Mi caligrafía no era demasiado buena, el vocabulario era el justo, no sabía lo que era manejar un ordenador y mucho menos Internet. Ni siquiera había podido disfrutar del vicio de la Nintendo...
¿Triatlón? aun no nos habíamos cruzado, ni siquiera había conocido a la natación, que aun tendría que esperar por mí más de 6 años... Tenía la idea, pero necesitaba formarme.
Febrero de 1987:
Necesitaba absorber todo el conocimiento posible. Todavía no había llegado el momento de crearme un blog... pensé que sería mejor esperar a tener un ordenador. En Mayo de 1988, con 6 años y pico di el primer paso, me apunté a la biblioteca de mi barrio y me puse un plazo de 20 años más para el blog, como si de una gran obra financiada con fondos del Estado se tratara. Tenia a mi alcance todos los libros que quisiera, eso sí, devolviéndolos en el plazo indicado y cuidándolos, para que muchos otros pudieran disfrutar de su lectura.
Mayo de 1988:
¿Y cómo funciona el triatlón? Me pregunté llegado el momento de tener mi propio blog, tal y como había planeado en 1987, cuando ya me había caracterizado a modo de ensayo para la futura entrada de mi blog. Ya estaba preparado, ya había leído y visto todo lo necesario para responder a la pregunta.
El triatlón funciona con Imaginación. Cuanto más imagines, más rápido nadarás, más fuerte pedalearás y más veloz correrás.
Mayo del 2010:
Así que Imagina, porque en el momento en el que dejes de imaginar te pararás.

4 comentarios:

La foto de superman no tiene precio, la capacidad de crear una estrategia desde pequeño es para temblar. No quiero pensar que te has propuesto para los próximos 20 años.

Suerte,

Que recuerdos parez que fue ayer

Esa biblioteca creo que es el Ateneo de la Calzada, cuanto tengo yo leído ahí, jaja, que pequeño es el mundo!!

anónimo, cada cosa será revelada a su debido tiempo.

mari, ya... como pasa el tiempo...

alberto, pues sí, en el Ateneo. Aunque yo más que de libros, era de comics...

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal