jueves, 16 de junio de 2011

Corta historia de Larga distancia

Pronto escribiré un nuevo capítulo de esta historia que comenzó cuando hace tres años decidí pasar de las pruebas de distancia sprint y olímpica y debutar en “larga distancia”. Fue en julio del 2008 cuando formalicé mi inscripción para el half Challenge costa de Barcelona-Maresme del 2009, que estaba llamado a ser mi debut en larga (enlace a mi primera inscripción).
A partir de ahí, comencé a enfocar la temporada 2009 de un modo distinto, entrando en un terreno desconocido para mí y contando con la ayuda de muchos otros que ya habían dado el salto a la larga (Enlace a de la A a la B).
Sin embargo, fue el triatlón de Gran Canaria del 2009 el que me vio por primera vez cruzar la meta en una prueba de larga (o más bien de media) distancia (crónica de la prueba) y pude responder de primera mano, cuáles fueron mis sensaciones en mi debut (enlaces a mis tres entrevistas post-Arinaga: 1, 2, 3).
La larga distancia me había conquistado en la primera cita, pero nuestra relación nunca ha sido un camino de rosas. Aquel tan esperado debut en el Half Challenge Barcelona-Maresme, que al final fue mi segunda prueba de larga (enlace al Half Challenge 2009), dejó un ligero sabor amargo que me hizo replantearme todo lo que había vivido en esos meses previos (enlace a mis sensaciones después del Half).
Tras el Half llegó Zarautz, donde seguí aprendiendo (enlace Zarautz).
Mi cuarta prueba por encima de un olímpico fue ya por fin catalogada como “larga distancia” en toda regla, al tratarse de un triple olímpico (4km-120km-30km). Acudí con una invitación para tomar parte en la salida élite, con muchas dudas de si sería capaz de completarla y volví con un resultado sorprendente a todos los ojos (nunca antes había corrido más de una media maratón). Había terminado 5º en el cto. de España élite de larga distancia celebrado en Vitoria y con el Prat-Triatló nos habíamos proclamado Campeones de España (crónica de Vitoria).
Ese mismo año, fuimos también Campeones de la Copa de España de larga distancia con la última prueba en Santibañez de Vidriales (crónica de Sanabria) y cerré la temporada con un podio en el Cto. de Catalunya (crónica de Banyoles) celebrado en Banyoles.
El broche final al año 2009, el año de mi debut en larga distancia, llegó con la publicación del Ranking Nacional de Triatlón de Larga Distancia, el cual encabezaba, siendo el nº1 del Ranking español (enlace).
Pero como todas las grandes historias, mi relación con la larga distancia tuvo un fatal desenlace. La historia parecía que marchaba bien cuando en el 2010 volvía a Gran Canaria (ver crónica), aunque las secuelas de las estas pruebas venían por dentro.
Y aquel mes de Abril del 2010 fue sin duda el gran desencadenador del resto de mi historia. Fue la primera vez que al llegar a casa, en lugar de escribir la crónica de mi carrera, escribí la que lamentablemente ha sido la entrada que más visitas ha tenido mi blog en un sólo día (más de 1.000 visitas). En ese momento era el lider del Ranking Nacional de triatlón de larga distancia y decidía no seguir preparándome para este tipo de distancias (ver anticrónica).
Aquel Banyoles del 2010 (ver crónica), no fue un hecho aislado, pero si la gota que colmó mi vaso. Demasiado tiempo empleado, demasiado sacrificio, dolor de piernas, de estómago… para no disfrutar y sobretodo para no poder competir, ya que disfrutar podía hacerlo sólo, pero para competir necesitas de otros.
Desde abril del 2010 dejé de lado mi bici de contrareloj, mi casco aero, las salidas largas, los rodajes a 4min/km… y en octubre del 2010 volvía a cometer otro de los errores que esta distancia no permite realizar.
El compromiso con el equipo, nos llevó a Ibiza, donde hicimos lo que pudimos, pero no estábamos en las condiciones ni físicas, ni sobretodo mentales, para defendernos en larga distancia. Como club, pasamos de ser Campeones de España en el 2010 a ni siquiera ser capaces de terminar con tres triatletas el Cto. de España, e individualmente desaparecí del Ranking Nacional. Fue deportivamente un golpe bastante duro, no sólo por la retirada a nivel individual, sino más como grupo (ver crónica).
Mirar mi bicicleta de contrareloj todavía me despierta una sensación de cariño y a la vez de odio difícil de explicar y fue por eso también por lo que cuando quise aprovechar la inercia de preparar el Ironman, apuntándome al half Challenge Barcelona-Maresme de nuevo, por si vuelvo al cto. de España de media, me decidiera por hacerlo con la bici de crono y el casco aero.
Los fantasmas del pasado volvían a aparecer ante el temor de participar en algo en lo que no quería estar y no quería relacionar una competición concreta con la esencia que capté en los mejores momentos de mi corta historia de larga distancia. Sin embargo el half fue bien, quizás porque ya no lo tengo todo tan idealizado y mis expectativas son más bajas, pero el caso es que cruzar dos años después la misma meta, me ha quitado el mal sabor de boca que me había dejado la edición del 2009 (crónica half 2011).
De mi corta experiencia he aprendido que la larga distancia requiere un sacrificio que no siempre es compensado y no me refiero a que no se alcance el rendimiento y nivel deportivo deseado, sino que no siempre se puede demostrar con un resultado. Las secuelas de este tipo de pruebas no son como las de una prueba corta, que parece que da más oportunidades de resarcirse. Salga bien o salga mal, se arrastran las consecuencias del castigo.
Ahora, en unos días daré un nuevo paso. Al ser novel en esta distancia y suponerme un reto tan sólo terminar, sé que independientemente de mi resultado y de mi rendimiento, si consigo ser finisher estaré más que satisfecho y ese es mi único objetivo, cruzar la línea de meta en Niza.

9 comentarios:

Yo de momento no me atrevo con estas distancias >_<

Pues yo no dudo de que lo seas y además con nota, seguro.

Precisamente esas consecuencias son las que me gustan a mi de la LD (salvando a los tramposos).

Espero tu Historia sobre la LD después de que tengas tu medalla de Finisher (que te la tendrás que currar),,, Hasta entonces la biografia es incompleta (suena duro, pero mi intención es animarte y alentarte a que esperes a ver qué pasa después de cruzar la linea de meta de un IM)

Edmon, bueno... quien sabe....

Gustavo, espero ser finisher!

Jaime, cierto, además de corta, es incompleta.... ya tengo ganas de que llegue el día.

Hasta yo tengo ganas de que llegue sergio! jajaja Te saldrá como esperas, de fabula!

gracias Alberto!

Esperamos ansiosos es capítulo, Suerte!
Recuerdo perfectamente el episodio Banyoles, fué uno de tus mejores entradas, te guste o no ;-)

Pau, yo pensaba que mi mejor entrada era la de los espinetes... jajaja...

Es que esta no la había leído, la acabo de ver, sin duda éres el cocinero más cachas que hay por la red...
También memorable la de los acoples!!

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal